lunes, 25 de agosto de 2008

Alejate de aqui...


Corres, trotas alegremente, creas falsas facetas sólo para que los demás no cuestionen, no intervengan. La niña de la ropa más holgada cada día tiene secretos. Huye hacia al baño a cada hora si probó un bocado, si tomo un té...solamente para ver si los huesos siguen allí. La mujercita comienza a tocar sus partes intímas, no, no es una masturbación, su objeto de deseo es en la actualidad sus huesos, y con sus dedos juguetea con su piel para ver si se sienten, para imaginar que su novio la abraze y los sienta, desprendiendo un comentario que hará relamer sus deseos ocultos de perfección. Las fotos son íntimas amigas cuando se carece de un espejo. Unas 500 fotografías para seleccionar sólo 2 en donde su panza aparece "menos prominente". Una botellita de agua para simular hinchazón como si tal banquete se encontrará en su interior.











Chicas, se termina el invierno. Se aproxima la hora crítica de vestir ropa más reveladora y dejar hasta el próximo año nuestras camperas y buzos confidentes y compañeros de culpas ya que nos ayudan a ocultarlas ante la vista ajena.
Como lo trate de hacer el año pasado. Les propongo ir empezando (si es que ya no lo hicieron) a ejercitar esos gluteos que ya empezaron a conocer la flacidez, a endurecer esos abdominales que nos martirizan con rollos al sentarnos, a adelgazar esas piernas de cerdo...¿Qué quieren ser este verano? ¿Ballenas o sirenas? ¿Miradas o Mirar? ¿Sentarse en un toallón en la arena caliente o en las piernas de un hombre que les diga "No pesas nada"? Yo ya lo decidí. Quiero ser el blanco de miradas, y principalmente las de mi hombre. Me cansé ser el objeto celado pero jamás admirado.












La historia de mi vida. Desarreglar lo perfecto. Perturbar el cosmos o traducido al idioma cotidiano "cagar las cosas". Hoy había decidido comer un poco de zapallo después de casi 1 semana de una restricción calórica por debajo de las 200 calorías. ¿Qué imaginan? Comí el zapallo junto a mi madre y una botellita de agua. Todo ocurría según los planes. Luego ella se fue a su trabajo,y ahi mi estómago se activo, comí 2 empanadas de verdura, dejando de lado la culpa que retumbaba en mi cráneo, mandando mensajes de alerta por todos mis nervios. Como si no fuera suficiente mi estómago pedía más, ya que ama lo salado, y para terminar con eso comí una barrita de chocolate.
Me senté en la pc y quería llorar, quería vomitar, largar todo pero a la vez no. Quería aprender, quería que el esfuerzo de 1 semana no se vaya por la borda.
Quería castigarme, darme noción de lo que pasa si como. Por eso jamás podría seguir una dieta. No puedo probar ni un bocado. Necesito una coca zero para llenar el estómago. Prometo mañana comprarla, me acuerdo que en viejas epocas era mi mejor compañera junto al cigarrillo.
Me dormí entre angustias. Falté al gimnasio. Me desperté y tomé un te con una rodaja de pan lactal light y 3 galletitas dulces. Necesito golpearme, cortarme, vomitar. Hacerme daño. Como ya dije, castigarme. Es tan horrible este dolor que siento, no quiero engordar, no quiero. Y comí tanto, soy tan obesa.
No puedo dejar de tocarme las costillas, mirarme al espejo y pesarme. Sí, subí 200 gramos ¿Será porque acabo de comer? No sé, sólo soy capaz de discernir en mi mente nebulosa el sentimiento de muerte. Sí, hoy QUIERO MORIR.












No se si reir o llorar. No se si amargarme o festejar. Es todo tan ambiguo, y tan imperfecto.
Hace una semana venía perfecta con una restricción calórica que no superaba las 200 calorias. El sábado tomé cerveza para olvidar las angustias con mi novio, esa noche tuve una pelea con el por mirar a una chica con pollera que tenía unas piernas increíbles, y yo tan obesa, ¡Era obvio! ¡Tengo piernas de cerdo!. Tomé cerveza y luego fui al baño a vomitarla toda. El alcohol engorda mucho, princesas. No lo podemos tener dentro, además es tan fácil sacarlo todo. El domingo me invito a comer, me pedí mi comida favorita ^^, pastas...probé 4 bocados y un dolor increíble me domino, mi estómago no lo soportaba y fui y vomite todo. El lo sospechó pero no hizo mucha alusión al tema, sólo me dijo "¿Vomitaste no?" como si fuera lo más común del mundo, y yo con falsa sonrisa comenté lo malditos que eran mis lentes de contacto.





Mi Intake de hoy (totalmente vergonzoso, perdonen princesas, pero si no me castigo, no aprendo)

D: Barrita de cereal (82)
A: 4 rodajas de zapallo (90)+ 2 empanadas de verdura (145 c/u)+barrita de chocolate (122)
M: Té (6)+ Rodaja de pan lactal light (69)+3 galletitas dulces (33,25 c/u)
C: Lechuga (23)

TOTAL: 781,25 O_o

Tendría que suicidarme ahora mismo.

Una semana perfecta cagada por esto. Mañana no ingiero nada. Lo prometo.


No puedo caerme asi, no...no puedo...



Ni siquiera merezco que firmen. Ustedes si son princesas. Yo soy algo así como reverse thinspo.
Este seria el diario de "No hagas esto y llegarás a la perfección"

viernes, 22 de agosto de 2008

Infancia imperfecta

Siento que cada paso es un retroceso, que cada sueño que tengo se metamorfosea en una pesadilla. Las palabras de los demás son saetas que atraviezan mi piel tal como lo hace una afilada cuchilla en tragedias nocturas. "Es tu contextura", "Necesitas adelgazar unos kilos, empezá la dieta", "Deja de comer", frases irritantes producidas por las cuerdas vocales de quien me engendró. Ella jamás cambió. Ella siempre me lo dijo de pequeña "Quiero que seas perfecta" ¿Será por eso que creo en la perfección y la busco con tanto anhelo?. Memoranzas vienen a mi cabeza como dardos envenenados, palabras tales como "Jamás vas a tener novio", "Vas a terminar rodando", "Estás por explotar", "Vaquillona, ballena, vaca", todos términos que mi madre usaba para (según ella) hacerme entrar en conciencia de mi peso. ¡Yo era chiquita! ¿Qué nocion puede tener acaso una niña de lo que es el amor, de lo que es la estética y la carta de presentación ante la sociedad? Yo sólo me entragaba a los placeres culinarios, dejando de lado los comentarios de ella, mis tios, mis compañeros de primaria. La gente es cruel, y luego se "preocupan" cuando una vomita, se corta, deja de comer...¿Acaso ustedes no me llamaron toda mi infancia con denominadores que aún hoy me atormentan?. Y así pasaron años y años, yo que solamente quería jugar con las Barbies y ella llevandome de nutricionista en nutricionista y yo bajando 4 kilos para luego subir 6




Siempre me sentí presionada, es hasta el día de hoy en que inconcientemente creo que hay una obligación con mi madre, y fue lo que siempre me exigió: la perfección. Recuerdo esas tardes en las que salía contenta del colegio por haber aprobado con un 7, sin embargo esa alegría se disipaba tan rápido como lo hace hoy este cigarrillo en mi dedo, mi madre me decía "No te tenes que sacar un 7, yo quiero un 9, 10...Tenes que ser perfecta, la mejor de todas". Sí..
.y a escondidas lloraba, me indignaba, me preparaba el terreno para lo que hoy es una autoestima inexistente. En los deportes creo que nunca fui buena, siempre tuve la tendencia a abandonar mis proyectos sea por aburrimiento, cansancio, desasosiego. Entre esos fallos estuvo el ir a natación, me encantaba, mi hermano ingresó un tiempo después junto a mi. En ese entonces hubo una competencia en la pileta, con trofeos y medallas. Creo que salí última si no me confundo. Los reproches de A. no tardaron en llegar "Tu hermano salió segundo, y vos nada...estabas "papando moscas", saliste re mal...¡No te esforzas en nada! ¿Por qué no te concentras? ¡Yo quiero que seas la mejor!" Quizás no sea casualidad que en mi preadolescencia le haya confesado a mi maestra de 7mo grado que quería suicidarme, quizás no sea casualidad que a los 12 años empezará a autolesionarme, quizás no sea casualidad que hoy en día estoy acá luchando por un peso ideal, un ideal de perfección total: mente, cuerpo, y alma y quizás no sea casualidad que cada caída sea como una derrota para mi, no sólo a nivel físico sino también con lo relacionado a lo intelectual.




Lo más gracioso de esto es que mi madre no es una loca esquelética ni nada obsesiva con la comida sana, calorías ni gimnasia. Odia el esfuerzo físico, pesa unos 95 kg, por lo cual siempre empieza dietas que le duran como máximo 1 semana y las abandona. Pero como cualquier mujer se angustia al ver en televisión los cuerpos idolatrados por damas y caballeros. Es el día de hoy en que me mira cuando me observo en el espejo y me dice "¿Te ves gorda, no?" y le digo "Sí, mira mi panza, mis piernas..." y me dice "Aceptate como sos, no vas a poder cambiar, es tu cuerpo...así naciste". Ese es el momento en que mis ojos se empañan de lágrimas y mi mente, o quizás Ana, grita...retumbando en todo mi cuerpo la frase: "Yo voy a poder...y te lo voy a demostar"








Después de haber vomitado ciertas verdades que tenía atragantadas en la garganta, les paso a contar novedades. Me anoté nuevamente en el gimnasio. Voy todos los días, no hago aparatos sino Aero Kombat, Taebo, Step, Boxeo y Axé.
Completísima. Ayer cuando fui a Boxeo me sangraron los nudillos por los golpes, es común, pero tengo que ir hoy a quirófano y no puedo tener lastimaduras.
En cuanto a los Intakes, desde el miercoles vengo tomando únicamente té, salvo ayer temprano que mi madre me hizo puré y albondigas de soja, ya que soy vegetariana hace más de un año. Le dí 2 probadas al puré y comí 3 albondigas y dije "me llené", en realidad no tenía hambre, comí para la satisfacción de ella. Lo único que si como son galletitas de salvado, como unas 7 al día y después tomo muchísimo té.
Aún así me veo gorda, muy hinchada y dolorida por el comienzo del gimnasio. Igual, sería muy estúpido pensar que en 3 días se van a notar mis huesos cuando me descuidé meses y meses, una caída tras otra.
Ayer en la Facultad me sentía cansada, con dolor de estómago, mareada. Pero feliz, porque sabía que algo esta cambiando, aunque falta mucho. Quisiera que pase un mes, para bajar unos miserables 7 kilos para volver a mi peso anterior. Y de ahí seguir el sendero que había marcado para llegar a mi meta.





La verdad es que me indigna hacer esto, pero debo hacerlo. ¿Por qué?. Porque me prometí a mi misma abandonar las mentiras. El no crear falsas ilusiones, el no al autoboicoteo. Es decir, si fallo, lo voy a contar y no desaparecer como una cobarde. Esta vez la visión no la van a dar ni los ganadores ni perdedores, sino los ambiguos, aqui estoy yo, creyendome Gaia. Así que esta vez retomaré con la publicación diaria como fomentación a mi camino y además estarán presentes mis intakes y fotos del progreso. Si, es horrible, pero si no me denigro de esta manera, me van a denigrar y me voy a autodegrinar por ser gorda. Así que con el mayor dolor voy a publicar algunas fotografias para graficarles el proceso o retroceso de mi lucha. Estas fotos son de hace una semana y 1 día...antes de retomar, caer, retomar, caer...Fueron la prueba definitva para decirme: o te suicidas, o te resignas a vivir como un cerdo sin nadie que te ame, ni te envidie, ni te aprecie...
¿Qué creen que elegí?





























No, no...Ana prometo no decaer. Prometo esta vez llegar a mi meta. Nadie me va a detener. La principal destructora de mi utópico sueño ya murió, es decir: yo misma. Hoy estoy entregada a este sueño. No puedo dejar de llorar al ver que paso días sin comer y sigo siendo la misma obesa de siempre, me da verguenza verme en el gimnasio con tantas chicas delgadas.



¿Por qué sigo con vos?



-Porque se que puedo
-Porque tengo voluntad y deseo
-Porque quiero sentir mis huesitos
-Porque quiero que me entre la ropa hermosa
-Porque cuando uso un corset parezco un matambre
-Porque mis brazos son gordísimos y no puedo usar una musculosa
-Porque quiero ser mirada por los hombres cuando salga con amigas, y no quedar de lado mientras ellas reciben todos los halagos
-Porque quiero gustarle a mi novio
-Porque no quiero tener verguenza al hacer el amor
-Porque no quiero llorar de nuevo al ver mi reflejo
-Porque quiero ser envidiada y deseada
-Simplemente...porque quiero ser perfecta

viernes, 25 de julio de 2008

Senderos de soledad

Pensé que nadie iba a ingresar, sólo escribí de manera terapeútica sin esperar reparos.
No voy a mentir, pensé que no volvería, sin embargo soy de no atinar al futuro. Ana vino sola, o eso creo, cuando la esperanza se había teñido de un negro azabache, ella vino a palidecer el color de lo que creí perdido.
De repente perdí el apetito, comenzé con porciones pequeñas, no me doblegaba ante tentativas de cenas de reinados medievales, toda comida me parecia repugnante: muy salado, sin gusto, demasiado picante, abundantemente calórico.
Nadie lo sabe, aún dudo de ello. Pero hace unos días me he pesado y los números digitales no marcaban lo que esperaba, me sorprendí ante una cantidad de kilos menor.
Sin embargo, no es suficiente. Tampoco soy lo que era antes de perderla, me faltarían unos 5 kg para volver a antes, y de ahí retomar mi lucha por los ansiados 40 kg
Mi meta proxima es entrar en los jeans que literalmente reventé con grasa que no era propia, esa no era yo.
Lo más bello es ser como somos, los huesos marcan la forma de nuestra cuerpo ¿Por qué no mostrarlos? ¿Por qué no buscarlos? ¿Por qué escondernos ante capas adiposas?
¿Por qué juzgar a la gente que busca ser verdaderamente coimo es?

Y como siempre, mañana va a ser un desafia porque salgo a cenar con mi novio por nuestro aniversario de 3 años. ¿Vieron? Sigo disfrutando del masoquismo marital








Y todos necesitamos una mano alguna vez, un empujón, una mirada que nos de la aprobación de que estamos haciendo las cosas de la manera correcta, una sonrisa complice que nos indique que vamos por el camino correcto. Y con Ana es casi imposible, estamos solas ante un sendero desconocido, utópico pero no efímero. Encontrar a otra alma perdida en el medio del trayecto nos hace esbozar una mueca de alegría, "no estamos solas, somos muchas las que pelean por un ideal y no se estancan en el conformismo"

Cicatrices quedan, no propias de llantos de brazos, sino de las caídas, los tropiezos contra piedras del sendero que titulamos "comida", ellas no hacen caer contra un suelo áspero, de amargo sabor y falsa comprensión, dejando fibrosis en la cárcel de nuestra alma, en el templo de nuestro padecimiento: nuestro cuerpo.
Yo las oculto, pero se deben llevar con orgullo, son una prueba de que nos levantamos, de que superamos la trágica trampa para doblegarnos. De que aquí estamos en pie, peleando hasta la muerte por el final de cuento de hadas. Porque la suma de fracasos es un éxito.







Me arrastro a ti, y esto ya no es por amor.
Es por el dolor y la sumisión, porque de una manera obscena y macabra te pertenezco. Dejé de ser mi dueña para convertirme en propiedad.
Esclava de tus deseos y preferencias sexuales.
Disfrazandome de lo que tu carne pida.
¿Qué desea mi amo?
Jamás me diriges una mirada, sola las destinas a alguna que no te pertenece, que tiene el mejor disfraz que tu esclava aqui presente.
No puedo comprar tal vestimenta, tendré que diseñarla a mi modo
¿Cómo me dijiste que se llama?
Perdón, lo olvidaba.....era la Perfección

lunes, 30 de junio de 2008

Be strong, be strong now


"Nobody's Home"

I couldn't tell you why she felt that way,
She felt it everyday.
And I couldn't help her,
I just watched her make the same mistakes again.

What's wrong, what's wrong now?
Too many, too many problems.
Don't know where she belongs, where she belongs.
She wants to go home, but nobody's home.
It's where she lies, broken inside.
With no place to go, no place to go to dry her eyes.
Broken inside.

Open your eyes and look outside, find the reasons why.
You've been rejected, and now you can't find what you left behind.
Be strong, be strong now.
Too many, too many problems.
Don't know where she belongs, where she belongs.
She wants to go home, but nobody's home.
It's where she lies, broken inside.
With no place to go, no place to go to dry her eyes.
Broken inside.

Her feelings she hides.
Her dreams she can't find.
She's losing her mind.
She's fallen behind.
She can't find her place.
She's losing her faith.
She's fallen from grace.
She's all over the place.
Yeah,oh

She wants to go home, but nobody's home.
It's where she lies, broken inside.
With no place to go, no place to go to dry her eyes.
Broken inside.

She's lost inside, lost inside...oh oh yeah
She's lost inside, lost inside...oh oh yeah


Ví preciso comenzar con esa canción que en este momento escucho, que me identifica, que puede ser tan metafórica y tan chocante. Además quise ponerla en el blog, así la escuchaban. "I just watched her make the same mistakes again"... la historia de mi vida, creo que mi novio, alguna que otra amiga pensaría eso. Yo misma lo pienso sobre mí Pronto haré un video mio con esa canción. Les comentaré por msn las novedades.


El tiempo siempre nos encuentra, cualquier sabe que Ana es para toda la vida. Juro que trate de evitarla. Juro que trate de cumplir mis metas. ¿Se acuerdan?. Ingresé a la facultad, entre 150 personas de las cuales quedaron 30. Decidí centrarme en mi estudio, pero eso equivalía a comer, por ansias, por vacío, por ser débil Nunca la olvidé. Siempre me susurraba al oído, pero yo estaba sorda. Asonada ante gritos de un jean que dolorido decía "No entro en tus grasosas caderas". Ciega ante un espejo que me daba cachetadas de realidad. Saboreando ínspidas calorías que me creía que no afectarían mi cuerpo. Y finalmente, siendo indiferente ante los comentarios de mi pareja. Ya saben como fue siempre él.
¿Tan perdida? Sí, así estaba sin ella.
Hoy volvió el llanto, el dolor, la angustia, el hambre, el resistir pero tengo a cambio el sentir mis huesos, una lágrima de soledad me resbala ahora...sinceramente los extrañaba, hoy sólo se asoman, hoy sólo sueño con entrar en la ropa que un año atrás me quedaba grande. Hoy sólo sueño con no abandonar otra vez mi meta.







¿Nunca les pasó comer por "obligación"? ¿Por qué están todos sospechando? Sumemosle a eso que una tiene hambre. Hoy paso eso. Resultado: Mia, exactamente. Había olvidado lo que es sentirse limpia, y no quedarse lamentando con culpa. Algo se puede hacer, siempre.
Dan ganas de llorar al mirarme al espejo, me dan ganas de llorar cuando mi novio mira a otra, aunque hasta altura ya lo tomo con humor porque yo también miro mujeres y comentamos entre los dos. Pero, la ropa y el espejo son mis domadores de turno, la televisión mi dominatriz con cooperación de revistas. ¿Qué puedo hacer? Estoy condenada a ser lo que debo ser.

lunes, 4 de febrero de 2008

Once I run to you, now i run from you...

"Never again is what you swore the time before...", Depeche Mode...^^
Hoy comí, rodajas de melón, me siento fatal, gorda, como siempre, como nunca voy a dejar de serlo. Estoy renunciando de a poco a lo que me hace mal, renuncié a mi trabajo, estaba cansada, harta de la explotación y de no tener tiempo para mi. Quiero renunciar al ser que tanto me daña, mi novio. Ese idiota que me exige plata, sexo oral, me insulta, y me controla la ropa A usar, la gente con quien hablar. ¿Cuánto más sostener esto?. Esta llamando desde temprano y no lo atiendo, quizás lo atienda y le diga que ya no más, nunca más... No quiero fallar, pienso que esto es una de mis grandes metas. Otra es la del peso, obviamente. Y otra fundamental poder entrar a la universidad, lo deseo con todo mi cuerpo y alma. Quiero más que nunca, control y perfección en toda mi puta vida. Perdon por crear una entrada corta, pero quiero irme a estudiar, además no tengo muchos animos, solo les voy a contar una buena noticia...pronto estará volviendo a la vida Beautys Tomorrow




Algo que escribí hace 3 días...



Hoy siento que no quiero parar, estoy entre la felicidad y el borde de la lágrima, no soy capaz de bautizar mis sentimientos. Vengo ingiriendo sólo liquidos desde el miercoles (té, coca zero, café, agua, caldos). Sin embargo ayer hubo un pequeño tropezón del cual me levante con el cruel espectro de Mia. Hace tiempos remotos mi garganta no se desgarra por la causa "perfección". Aunque vengo ingiriendo lo mínimo indispensable, el hambre va desapareciendo, y el estar más gorda también. Es directamente proporcional.
Es curioso, vengo ayunando y ni siquiera noto mis huesos, ese simbolo de pureza, fragilidad, feminidad. Sólo me veo hinchada, fea, como la gorda que soy. No noto cambios, me desanima un poco pero no voy a comer. Quizás he engordado tanto que la capa de grasa tarde mucho tiempo en dejar de reposar en mis bones, será por eso...eso espero.

lunes, 7 de enero de 2008

No más promesas

¿Cómo se llamaba lo que buscaba?
¿Cuáles eran mis sueños?
¿Dónde guarde mis metas?
¿En que lugar mis esperanzas se esfumaron con el viento que pretendía ser?
¿Por qué mi cuerpo me arrebata la sonrisa, dejandome solamente una mueca de tristeza para vestir?
¿Por qué?
¿Por qué nació mi cuerpo como el de una obesa y no como el de una modelo?
¿Cómo?
¿Cómo puedo ser perfecta, no caer, abandonar la droga que me mata?
¿Quizás?
¿Quizás podré llegar a gustarte algún día? Y que de tu boca escapen las palabras "estás muy flaquita mi vida, me enca
ntas"




¿Cuál es la necesidad? ¿De arruinar el cuerpo
, de perder lo constuido con voluntad? No hay excusa, no hay razón. Me invente una efímera felicidad, diciendo que Ana no me acosaba más, que que podía vivir normalmente. Pero dentro mio había una lucha, un espejo que me susurraba mediante reflejos "esto no es felicidad", un novio que me declaraba a gritos que estaba gorda y que odiaba que coma pastas, un padre que ayer me sentenció "Pareces la vaca Aurora".
¿Cómo aguantar, cómo aguanté tanto? No lo sé, a veces pienso que el desaparecer es más fácil. Y leó sus comentarios, la falsa idolatría de una voluntad que nunca existió. Soy débil, soy gorda, no tengo voluntad, soy asco...no soy digna de nada. ¿Qué hago acá? Dejar de prometer, quiero actuar, ser libre, y no una condenada de mis palabras. Quiero morir de hambre en privacidad, y cuando lo logré, les contaré todo. Porque eso soy, presa de mis actos ante este espacio. Denme fuerzas, les daré las mias. Y cuando una meta haya roto mi grasoso cuerpo, subiré una entrada contando la felicidad. Declarando: "chicas, si existe, y se encuentra en la perfección"