lunes, 25 de junio de 2007

Regresando al gélido camino



Estoy fastidiada por la vida, por el entorno, por todos. Los recuerdos afloran en esas añejas noches de té ¿Las recuerdan? Pues regresaron. Volvió el frío, el "No, gracias", las mentiras, los llantos sin sentido. No se que hacer, jamás va a ocurrir un retroceso en esos números que indica la báscula, jamás voy a ser delgada, siempre va a existir grasa para manipular. Abrumada, hasta verguenza tengo ya de mi propia existencia. Tengo ganas de mostrarle las lágrimas al mundo, pero el sufrimiento obligatoriamente es a escondidas. No se si cortarme, estoy peleando mentalmente con una galletita de 20 calorías. Me siento obesa, inmunda. Las costillas sólo se me marcan si meto la panza a límites inconcebibles. Repugnante, asquerosa. Un abrazo, un hombre, un cigarrillo me harían feliz en este instante. ¿Tanto he de pedir?





Estoy haciendo bastante ejercicio, siempre lo amé y odio abandonarlo. Correr, abdominales, gluteos. Siempre pienso en vos. La vez pasada que me vi con mi novio, ¿saben que? me dijo que tenía la cola más grande, minutos antes de revolcarnos a tener sexo. Como no podía ser de otra forma, rompí en llanto, mientras el me abrazaba y buscaba burdas excusas para enmendar su comentario. Era verdad, si engordé unos malditos dos kilos. Por eso, desde que vi en la báscula los números aumentados volví a vomitar, a sufrir, y hoy a dejar de comer. Tengo ganas de desmayarme y no saber nada más del mundo. Basta a todo.



Les cuento mi día:

D: té

A: café

M: té+1 cucharada de dulce de leche light (42 cal)

C: caldo light (11 cal)+té+1 galletita de miel (20 cal)

TOTAL: 73 Calorías

Día fácil, de esos en que no sufrís hambre, dormí todo el día, es predecible que no salí a correr. Me limite a 2o0 abdominales y a unas cuantas series para los gluteos. Baño de cremas y nada más.
Mañana estaré irritable, lo sé. Me dará hambre, también lo sé. Pero es un pequeño precio por perfección ¿no creen?

lunes, 11 de junio de 2007

Denigrandome por ti

Lentamente ingreso en mi humeda cavidad uno de mis dedos, las uñas largas lastiman, irritan, duelen. La compensación no se hace rogar. El líquido resbala por mis manos experimentadas de estas situaciones, indicando un placer que pocos entienden. Solitaria, en un intimidante lavabo, solo yo y los ruidos de la penetración de mi cálido cubículo. Otra vez no, duele, reprimo sonidos incontenibles. Mi mente viaja a el recuerdo de tu cara, pienso en ti, hago esto por ti. Lágrimas acompañan el aumento de temperatura de mi cuerpo, ellas me señalan que hago las cosas bien, no lo sé, a veces se confunden con lágrimitas de "te necesito a mi lado", "No soy suficiente mujer para que sientas placer al hacerme el amor, soy gorda y necesito recurrir a esto".

Perdón cariño, perdón Ana, otra vez recurro a la masturbación de mi boca, otra vez vomito, otra vez me ahogo en un remolino de comida indescifrable.










Cuando dices que siempre vas a estar conmigo, siempre vacilo de confiar en tus palabras tan sublimes. Otra vez caigo en un error, jamás te vas a apartar de mi. Sos para siempre. Ana, la única persona que me va a ser fiel toda la vida. ¿Por qué no puedo llevar una relación recíproca contigo?. Me alejo, vuelvo, me caigo, regreso.
Sigo repleta de grasa, gorda, espantosa, y me doy cuenta. Pero lágrimas y cortes no lo van a solucionar.
No quiero repetirme pero a veces lo siento así. Es innecesario un "empiezo...", porque jamás me fui, jamás me abandonaste.



Estoy llorando, sos mi diosa, más fuerte que cualquier viento y marea. Sos lo que quiero hasta el final de mis dias, o hasta el dia en que mis huesos me indiquen que soy una diva.















Se que muchas se preocuparon que no escribieran, me vieron desaparecer del msn, de mi web, mi group. Sólo necesitaba un poco de calma después de tanta tormenta. Quizas habrá sido el ojo de la tormenta, todos se habrán engañado por una falsa tranquilidad pero aqui viene el peor huracán, quizás el último empujón para llegar a la perfección.
Hoy comí una comida al mediodía, como si fuera lo más común. Ya de noche, quizas un té y un caldo, y asi iré suprimiendo, para volver a ese estómago que no soportaba nada, a esas costillas marcadas y al dolor-placer de perseguir un sueño.

Las que quieran comunicarse, saben mi mail. Recibo constantemente dudas, preguntas, criticas. Las respondo todas, solo denme tiempo.

Besos, gracias por la ayuda de todas, sin ustedes no estaría acá.