domingo, 6 de mayo de 2007

Vivir sin ti....

Lamentablemente estuve lejos de mi amor, el que me quiere, no el otro, es decir: Ana. Si estuve apartada de su perfección por mi falta de voluntad, mi glotonería. Y miro el horizonte, y presientó que jamás lo escucharé nunca decir la palabra "perfección" al observarme, siento que estoy demasiado lejos de mis sueños, que se alejan entre la espuma de las olas, que todo lo que logré, fue en vano. Las lágrimas se confunden en baños de agua marina, pero el camuflaje no desaparece sentimientos, heridas abiertas, gula desnuda. Me odio cada vez más, y estoy cansada de los comentarios de que estoy bien así, que no baje más de peso. Tengo una meta precisa, odio las formas del cuerpo femenino, necesito sentirme plana, pequeña, frágil, liviana, vacía...PERFECTA. Quizás me ahoge en la llegada a mi meta, ¿pero saben qué? no me importa, moriré con una sonrisa en el rostro, sabiendo que luche por mis sueños y convicciones.






Nunca empiezes algo que no puedas terminar, pero si lo empezaste no bajes los brazos. "Estoy en el baile, y tengo que bailar". Falta demasiado para mi meta. Me propuse un pequeño objetivo esta semana: excesiva gimnasia y restricción de calorías. No más de 200 por día, es muchísimo, pero voy a tratar de comer lo menos posible por empezar. Ya me tomé 2 laxantes, mañana excesivo ejercicio. No me asustan los desmayos. Me asusta ser gorda.







Si, aqui en mi país falta poco para el invierno. Otra pequeña propuesta para todas: llegar bien al verano. ¿Qué les parece? Ser una diosa en el bikini y la envidia de las gordas. Asi que las que tienen el mismo clima, más o menos, ya saben que hacer.

Saben que...algo que me sorprendió, el sábado al salir con mi novio fuimos a un restaurant de pasta y pizza libre (horrendo, yo planeaba ir al restaurant vegetariano ¬¬) y bueno, comí, vomité porque peleamos, y despues de vomitar, comí una ensalada. Y no tenía ya mucho apetito y me dice: "dale comé, que me gusta que comas eso..." yo me quedé sorprendidísima...¿Saben qué? Ya tengo una excusa....pepino y coca light cada vez que cenemos en la casa de él, y para el le cocinaré las pastas que tanto lo engordan y que hicieron que me deje de atraer. En fin, no me importa, ya lo voy a dejar....permitánme un tiempo más, un tiempo más...