jueves, 4 de enero de 2007

Llena de vacio interior y un poco de té



"Hunger hurts, but starving works", Fiona Apple me susurra a cada momento esa frase, fortaleciendo la voluntad que a veces amenaza con resquebrajarse. Hoy fue un día en que el té fue coronado como la comida por excelencia. El desayuno fue un insípido té, el almuerzo unas verduras hervidas, la merienda otro té, la cena: mis padres se fueron a cenar afuera, yo aqui con dolor de panza, dolor de hambre, dolor de perfección. Es increible, estoy con mi menstruación y no tengo un ataque de hambre. Extraño a mi novio, pero a la vez no lo quiero ver, estoy indispuesta, conclusión: nada de sexo ni momentos calientes. Odio, odio esto. El único que sea alegra de mi menstruación es mi novio para el significa que no estoy embarazada (siempre tiene ese temor) y sexo oral. Sin embargo, la lujuria, el deseo, dejo de existir hace tiempo en mi. Desde que odio mi cuerpo, desde que me convertí en una pobre mujer superficial, desde que la inseguridad domino mi mente y la obsesión se apoderó de mi mente.



Duele dejar lo que amas, la comida. La que a tanto tiempo te acostumbraste. Siempre ame salir a comer, pero hoy no: lloro, porque tengo miedo de no tener voluntad. Hoy la tuve, invente un dolor de panza, en realidad existente: de la excesiva consumición de té, quizás, tal vez sea dolor de perfección, o unas simples punzadas de hambre o una confusión de todo. Ya no me entiendo. Lloro porque ya no puedo ser la misma que antes, chica que se sentía feliz con su cuerpo relleno, que sonreia, que era el payasito, que comía con las amigas sin culpa un helado un día de verano, que le resbalaban los comentarios acerca de su cuerpo, se reia de sus defectos e incluso creía en la belleza interior. ¿En que rincón quedó perdida esa nenita? ¿Entre las sombras de Ana? ¿Entre los comentarios que de ser graciosos pasaron a ser dolorosos? ¿Entre las risas, la humillación, la verguenza, la culpa?. Hoy soy una mujer fría, triste, superficial, hambrienta, tímida, una niña tratando de ocultar sus formas en ropas gigantes. No me hacen feliz que los hombres me elogien por la calle, yo sólo quiero ser invisible. Antes usaba remeras, blusas atrevidas apretadas, hoy es raro que me anime, trato de usar cosas grandes, no me importa que piensen que estoy más gorda, no quiero excibir mi horrendo cuerpo. Lloro todos los días, me deprimo por cosas tan banales como si mi madre cocino mi plato favorito, ese es el momento mayor de agonía, una llamada no atendida de mi novio, me destroza en mil pedazos lo que solía llamar corazón. Superficial, vivo criticando a los demás, gordos, flacos. Mi vida se divide en esas categorías: envidia o repugnancia. Lindo o feo. Lindo: flaco, feo: gordo. Y así, obsesiva en todos los aspectos vivo. Matandome con ejercicios que dejan mi cuerpo dolorido por días, evitando sólidos, mirando mi cuaderno de thinspo. No es una vida grata, esto no es una vida. Es un vacío.





"Un exito, es ir de fracaso en fracaso, siempre levantandote"

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola soy jiemna ( princessmva@hotmail.com): hola nena sabes echale muchas ganas no terindas soy nueva en esto komo yate dije pero pss tu sigue adelante eres la inspiracion de muchas de nosotras q apenas empezamos en este mucho no te rindas=) se q es dificil pero t adelante ..recuerda si te caes siete veces levantate ocho tqm besos byee

SaejimaKouga dijo...

Por Diox, pero como puedes animarla a abrazar a la muerte!!! Y mira, si eres nueva debo decirtelo: abandónalo, la anorexia es mala, esa manía de querer adelgazar hasta llegar a niveles sobrehumanos lo único que les va a dejar es un cupo en el cementerio más cercano. Yo soy hombre y a mi como a muchos (me atrevo a decir que a la gran mayoría de los hombres) les desagrada una tipa flaca. Es mas, los grandes fetiches de Hollywood son mujeres con un peso superior a los 50kg, algo que baje de ese standar es simple y llanamente anormal.
La belleza no depende para nada del peso (y que lo diga mi novia que bien rellenita y bien hermosa que es... n_n), quítense eso de la cabeza, sean felices como son y dejen de seguir sufriendo sin necesidad. Uds. lo que necesitan es un buen psicólogo que las ayude a subir la autoestima, eso es todo.

Depressive Doll dijo...

Por ser hombre te crees el centro del mundo, NO TODO ES POR USTEDES, nosotras también queremos ser bellas y ustedes nada importan en eso. Una bikina, ese pantalón, la envidia de las amigas, el sentirte bien, el quererte...eso es mas importante que sus gustos.

SaejimaKouga dijo...

Tengo muchas amigas que jamás verían belleza alguna en esos esqueletos andantes que tanto anhelas imitar, y te estoy hablando de muchachas de peso superior a los 50 kilos (más o menos lo que pesan las chicas de Miss Venezuela)... Dísculpame si creí que la cosa era por gustarle a tu novio o algo (gran parte del mensaje que intentas expresar pareciera ser por esa razón, tal vez debido a eso puse ese ejemplo). Lo que intento decirte es: Quiérete a ti misma, acéptate tal cual como eres, NO estás gorda (todo lo contrario), solo estás atravesando por una crisis de autoestima gravísima y para subsanarla elegiste la manera más peligrosa posible. Si fuera solo por adelgazar, hubieras elegido otra forma menos traumática y más eficaz para hacerlo...

Christian Hernández dijo...

...por jemeplo, tener sexo :P