sábado, 9 de diciembre de 2006

Te amo hasta los huesos

¿Nunca se sintieron estúpidas e insulsas como si estuvieran bajo un inexistente efecto sedante?
¿Jamás se perdieron en su propia mente por culpa de una persona?. Así estoy yo, como "enamorada", no de un hombre...sino de la perfección, de Ana. Cada día la amo más y ella también, me predica su amor a través de la pérdida de peso y el no-hambre. Yo le regalo mi voluntad, mi cuerpo y mi alma. Es una extraña relación que muchos juzgan y pocos comprenden. Sin embargo, a veces le soy infiel. Quiero terminar de caer. Quiero levantarme para siempre y no volver a caer.




El dolor es temporal, la gloria es eterna

1 comentario:

Viko!¡ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.