lunes, 18 de diciembre de 2006

Sobre la belleza de los huesos y el comienzo de un nuevo ayuno

Photobucket - Video and Image Hosting


Un dolor de estómago me recorre, una sonrisa se me dibuja en el rostro, una sensación de vacio me hace sentir que estoy en la dirección correcta, un sonido proveniente de mi interior se traduce en "estas hoy más cerca de la perfección que ayer, pero más lejos que mañana". El ayuno comenzó ayer a partir de las siete de la tarde, y no se ha roto hasta aún. Es inexplicable el bienestar que me produce el no comer. Ayer leía "el artista el hambre" (también conocido como "El ayunador profesional), un cuento de Kafka...me acabo de identificar, para la gente parecía un esfuerzo increíble ayunar mientras que él lo disfrutaba y no necesitaba voluntad alguna para lograrlo. ¡Que envidia!, el primer día es el más fácil, los ánimos estan bien arriba y te sientes perfecta al tocar tu vientre aplanado, el segundo es terrible, y el tercero: la prueba final, la comida es lo único que reina en tu mente...déspues de pasar esos días, ya ni te acordas como se mastica y podes pasar 7, 10 días sin probar bocado. Sí, hoy es mi primer día. Como desafio tengo que enfrentar una cena con amigos... y algunos piensan que soy anorexica. Nada más lejos de la verdad ¿No?



Photobucket - Video and Image Hosting
Los huesos definen como somos en realidad...
La grasa es suciedad, la carne ensucia el cuerpo, los huesos son blancos y puros y la anotomía perfecta de nuestro cuerpo. Jamás imagine que detrás de toda mi grasa se hallaban ellos, siempre envidié a mi hermano que se le notaban las costillas con hacer un mínimo esfuerzo. A mi jamás se me visualizó algún hueso, sólo kilos y kilos de ínspida grasa, y él se burlaba de mi. Hoy vivo tocandome ls costillas, meto tripa para poder verlas y saber que existen. Sueño con no esconder más panza y que aparezcan allí sin hacer esfuerzo. Vivo acariciando mis claviculas y las vértebras de mi espalda que poco a poco comienzan a aflorar. Me miro en el espejo soñando tener una espalda como Mary Kate Olsen, y llevando mis hombros atrás para materializar mi esternón que poco a poco dice presente en mi cuerpo. Así son todos mis días. Más en el ayuno, vivo tomandome fotos. Tengo fotos que registran los avances, los regalos de Ana, la metamorfosis de mi cuerpo y la confirmación de que mis huesos se van haciendo más notorios. Es algo peculiar, pero odio mi cuerpo, pero amo sacarme fotos para observarme, criticarme y a veces agradarme y decirme: "un hueso más, un paso más a tu meta..."
Photobucket - Video and Image Hosting
Dime si alguna vez me podré reconciliar contigo,
Dime si alguna vez me harás conocer mi mejor parte
Contestame si alguna vez he de gustarte
Contestame si alguna vez seré perfecta
Respondeme, espejo mio...
Dime espejito, espejito
¿Quién es el rostro más bonito?
Photobucket - Video and Image Hosting
"Mi cuerpo es sagrado: es un pecado corromperlo con comida"

2 comentarios:

andrea dijo...

AMO LOS HUESOS NO ESTARE TRANQUILA HASTA Q ELLOS NO SE NOTENNNN

Anónimo dijo...

No cabe duda de que te sientes vacia y triste y no sabes que hacer. Yo te recomiendo acudas urgentemente a un psiquiatra pues puedes morir..en huesos pero morir..ni le daras comida a los pobres gusanos cuando mueras.. si no te late un psiquiatra consigue ayuda en internet ..terapia en internet ..terapia en linea algo que te ayude a perdonar y estar mejor espiritualmente me entiendes..quierete buscando ayuda es todo slaudos